miércoles, 17 de marzo de 2010

Las barreras arquitectónicas


Durante las pasadas lluvias, la asistencia al Colegio de los Zumacales I, ha sido un sacrificio y un gran riesgo personal para los más jóvenes que allí acuden a diario. El tiempo desapacible y la mayor densidad de tráfico que se da por esa causa, el barro acumulado y el procedente de los camiones trabajando a tope, el mal estado habitual de las aceras o su inexistencia en gran parte del recorrido, los charcos y la ausencia de sumideros, la no interrupción del tráfico pesado en las horas de entrada y salida de los niños y niñas, ha sido la nota dominante en esos días que obligó al AMPA a enviar una carta de protesta al Ayuntamiento.

El problema, aunque haya cesado la lluvia sigue existiendo y creemos que seguirá por largo tiempo, porque cuando terminen las obras del Parque de la Vaguada II, la calle Cañuelo en aquella zona frente a la Plaza de toros, seguirá careciendo de aceras y alcantarillado, y seguirá siendo una zona que requiere una atención especial de nuestra Policía local.

Por ello, creemos que esta pobreza descrita contrasta con la faraónica obra del Parque donde estamos echando a espuertas el dinero del Plan E, poniendo pérgolas y aparcamientos; rehaciendo la instalación eléctrica y poniendo las farolas que no se pusieron en el inaugurado arreglo de las Riberas, estamos arreglando calles no previstas, etc.
Por eso ¿sería mucho pedir que parte de ese dineral se desviara también para hacer la acera desde el Centro cultural/Biblioteca hasta la Guardería y dejar decente el camino que han de transitar nuestros menores? y ¿Sería posible ensanchar la calle Cañuelo por donde confluyen 4 o más autocares y muchos coches que coinciden cuando van a llevar o recoger a los escolares?, ¿Sería posible mejorar el aparcamiento actual que utilizan los padres y profesores de los Zumacales I?

Y más, para acceder al Parque desde Robladillo se han creado unas escaleras para salvar el desnivel. Nos imaginamos a los padres y madres que con sus cochecitos de bebés y una vez recogidos los hermanos mayorcitos, vayan desde el Colegio al Parque a merendar pasando por estas escaleras. ¿O es que esta previsto que el acceso al Parque sea libre a través de las rampas de la Guardería?
Recordamos el Plan de Diputación para eliminar las barreras arquitectónicas: plan del que nos hemos aprovechado para eliminar las que existían en Correos. ¿Por qué ahora estamos creando nuevas barreras?

Fermín.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Creo que habría otro tema que tratar en esta materia y es el ruinoso estado de la fábrica de harinas junto al río, el paso bajo la misma y el deterioro de los muros laterales y de la propia pendiente bajo la muralla (ya ha habido algún desprendimiento). Creo que habría que intentar que se declarase la ruina de ese edificio e intentar forzar a su venta o rehabilitación. ¿Vamos a esperar a que un día se produzca un derrumbamiento y haya una desgracia?

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con el comentario anterior; es de vergüenza que nos tengamos que jugar la vida pasando bajo un edificio ruinoso sin que nuestros políticos digan ni hagan nada. El día que haya un desprendimiento y por lo tanto una desgracia echarán la culpa al dueño. (al que por cierto han arreglado la pesquera, que es un aprovechamiento privado, con dinero de todos,eso sí, solo la mitad ???.

Abel dijo...

Alguien tiene alguna informacion a mayores sobre la construccion de la harinera?